CAPRICORNIO

… arrastrado a veces por la corriente de un río que fluye suavemente.
(Himnos Homéricos. Himno a Pan)

Eforos y aedos

El hombre, en su intento de comprender y asimilar lo efímero de su existencia, dividió en porciones el tiempo. Y esas porciones dieron lugar a las horas, los días, las semanas y los meses, y los meses se unieron en estaciones, cada una con sus características y sus mitos. La que nos ocupa, el invierno, tiene como acontecimiento principal la marcha de Apolo al país de los Hiperbóreos, dejando el Parnaso con sus cumbres teñidas de blanco. Es la época donde buscamos el calor en el corazón de los hogares, junto a nuestros compañeros de armas. Acércate, viajero, porque esta noche Jocasta, reina de Tebas, va a compartir con nosotros el mito griego de capricornio, el ser mitad hombre mitad cabra que ahora predomina en el cielo invernal. Siéntate con nosotros. El relato está a punto de comenzar.

Capricornio. Orígenes de la divinidad

Para conocer la raíz del mito de Capricornus, Capricornio o la Cabra-mitad-pez, debemos remontarnos a la infancia de Zeus, señor de los dioses y de los hombres, y de la divinidad que lo acompañó en sus primeras aventuras, de nombre Pan. Sobre su nacimiento hay diversas teorías, pero la más extendida es que este ser había nacido de los amores entre Hermes y Dríope. Su madre, al verlo tan horrible (tenía dos cuernos, era peludo y no poseía piernas, sino dos patas de cabra), lo repudió. Hermes, sin embargo, lo llevó al Olimpo, y allí le dieron el nombre de Pan, que significa “todo”.

No es raro ver a Pan con su aspecto habitual (mitad hombre, mitad macho cabrío) formar parte de la corte de Dioniso, así como en los bosques, con su flauta, su rama de pino y asaltando a todo aquel joven o ninfa que se encuentre desprevenido. Suele confundirse con Sileno, su hijo, de idéntico aspecto y de gran sabiduría, amante del buen comer y mejor beber.

Capricornio. La Cabra-Pez

Zeus fueron amamantados por Amaltea, la cabra legendaria, la cual fue perpetuada como constelación aunque esa imagen no ha llegado hasta nuestros días. Sin embargo, la imagen de Pan con la cola de pez forma parte del círculo Zodiacal, como recompensa por su astucia y su imaginación en la batalla.

Pan fue el primer dios que salió en ayuda de Zeus cuando este se enfrentó a los Titanes, infundiéndoles un pánico terrible cuando soplaba a través de la concha de un caracol de mar como si se tratarse de una trompeta. Además, acompañó este improvisado grito de guerra con una lluvia de conchas, que utilizaba a modo de proyectil como si fueran piedras.

Esta no es la primera vez que se asocia a Pan con Capricornio. En otra ocasión se vio obligado a metamorfosearse para salvar la vida de Tifón, el enemigo de los dioses olímpicos. Esta hazaña sucedió en Egipto, y por ello damos por supuesto que Pan, como Capricornio, tuvo su nacimiento (recogido como leyenda) en este lugar, a pesar que sabemos que tiene origen arcadio; una gran afluencia de divinidades se congregó en la región y Tifón aprovechó para lanzar un ataque contra ellas. Pan se arrojó al río y su parte cabría se trasladó a su tren superior, mientras que las patas se transformaron en cola de pez. Zeus se quedó tan maravillado por la estratagema que no dudó en inmortalizarlo en el cielo, con la constelación de Capricornio.

Fuentes bibliográficas

  • Fábulas. Astronomía. Cayo Julio Higinio. Editorial Akal 2008
  • Diccionario de Mitología Griega y Romana. Pierre Grimal. Paidós, 2008
  • Himnos Homéricos. Batracomiomaquia. Ediciones Akal. 2000