ESCORPIO

ESCORPIO: EL ESCORPIÓN

Cuando alzamos la vista al cielo nocturno, lo que más nos llama la atención es la gran cantidad de estrellas que adornan la bóveda celeste. Para poner orden a esa sinfonía de luces, el hombre las ha agrupado buscando similitud con su entorno conocido, y ha trasladado al cielo a héroes, animales y objetos, que han trascendido desde la época antigua hasta nuestros días. Estos grupos de estrellas se conocen con el nombre de constelación, y su forma se debe al efecto óptico producido en el observador, según la perspectiva desde la cual observe dichas agrupaciones.

En nuestro afán de poner orden en el caos estelar, desde épocas remotas hemos dividido el cielo en áreas con límites establecidos. Cada región contiene una de esas antiguas constelaciones, que da nombre a la región en concreto.

El número de constelaciones asciende a 88, de las cuales 48 han sido introducidas por los antiguos griegos y árabes, mientras que las restantes 40 se han ido incorporando en la época moderna.

A lo largo del año, la posición de las constelaciones suele variar, de ahí que el cielo se vea de diferentes formas; así, una misma constelación puede aparecer en el horizonte nocturno a las ocho de la noche o a las tres de la mañana, a causa del movimiento de traslación de la tierra.

Las constelaciones pueden agruparse de acuerdo a las estaciones del año, y por el zodiaco, donde el sol se proyecta sobre una de las doce constelaciones cada mes, hasta completar su ciclo.

Y así ocurre con la constelación de la que vamos a tratar, la cual pertenece al grupo de las zodiacales, la constelación de Escorpio.

El nombre de Escorpio procede del latín Scorpius, que a su vez proviene del griego Skorpius, el cual puede estar ligado a la palabra hebrea “aqribh” o “akrabh” que significa “Escorpión”.

LA REGIÓN DEL ESCORPIÓN

Situada en dirección al núcleo de la Vía Láctea, en el horizonte sur, apareciendo por el Este, cuando Orión se pone por el Oeste, siendo estas dos constelaciones consideradas de las más hermosas de todas. La constelación de Escorpio es visible entre el verano y el otoño, y es de las pocas que guarda una similitud con el animal que representa.
Las estrellas que componen la constelación de Escorpio son alrededor de 27, y 15 de ellas dan forma a la figura del alacrán.

ESTRELLAS PRINCIPALES

Antares, o alpha-scorpii, una estrella supergigante de color rojo, similar a Marte. Su nombre puede ser una derivación de Anti-Ares, nombre que le dieron los griegos a Marte, ya que esta estrella rivaliza en color, brillo y localización con el planeta. Durante la época del Imperio Romano, Antares pasó a denominarse Cor Scorpii, el corazón del escorpión, por su situación en el conjunto de estrellas que conforman dicha constelación. Es una estrella de una magnitud tan grande, que si ocupase el lugar del sol, llegaría casi hasta la órbita de Júpiter, engullendo a Mercurio, Venus, la Tierra, Marte y el propio cinturón de asteroides. Cerca de Antares se puede observar el cúmulo estelar denominado M4, así como una estrella de menor tamaño y color azulado, que convierte a Antares en una estrella doble.

Shaula, cuyo nombre proviene del árabe y significa “aguijón”, es la segunda estrella más brillante de la constelación de Escorpio, de color blanco-azulado. Su tamaño es seis veces mayor que el del Sol y forma parte de un sistema múltiple.

Sargas, o también conocida como Girtab. Es la tercera estrella más brillante, y sus nombres, de origen sumerio, significan “escorpión”. Es una estrella gigante de color blanco-amarillento, de magnitud 20 veces más grande que el sol.

Dschubba, cuyo nombre posiblemente tiene origen en la palabra Al-Jahbah (al frente) y fue otorgado por estar situada justo en la parte frontal de la constelación. Más que una estrella, Dschubba es un sistema estelar cuádruple, cuya estrella principal es una gigante azul rodeada por un disco circumestelar, causante del brillo de la estrella.

Acrab, nombre procedente del árabe que significa “Alacran”, aunque también es conocida con el nombre de Graffias, que en griego significa “pinza del cangrejo”. Al igual que Dschubba, es un sistema estelar quíntuple, siendo su estrella principal una gigante azul de tamaño 19 veces más grande que el sol.

OBJETOS ESTELARES

Además del conjunto de estrellas, la constelación de Escorpio es rica en lo que los astrónomos denominan “Cielo Profundo”. Este término es empleado para definir a todos aquellos objetos astronómicos que son menos visibles a grandes distancias de la Tierra, como son los cúmulos estelares, nebulosas y galaxias.

Anteriormente hemos mencionado el cúmulo estelar M4, situado en las cercanías de Antares, al oeste concretamente, de color parduzco debido a la absorción de luz. El cúmulo M80, situado entre Antares y Acrab, cuyo núcleo brilla con más fuerza en comparación al cúmulo. Otro cúmulo es el M6, conocido también como el Cúmulo de la Mariposa. Este cúmulo galáctico se sitúa al norte de Shaula, tiene más de cien estrellas, de entre las cuales, destaca una supergigante de tono amarillento-anaranjado. M7, denominada la Cola del Escorpión por su ubicación, o también Cúmulo de Ptolomeo, ya que fue su descubridor, es un cúmulo de cientos de estrellas, dominado en su mayoría por estrellas azules.

Otro objeto que se puede observar en el cielo profundo, situado en la constelación de Escorpio, es la Nebulosa del Insecto o Nebulosa de la Mariposa, en cuyo interior se encuentra una estrella en su última fase de vida. Los componentes químicos de esta nebulosa son hidrocarburos, carbonatos, hierro y hielo de agua.

Fuentes bibliográficas

  • Guía del Firmamento, Jose Luis Comellas. Editorial Rialp. 1976
  • Guía de Astronomía. Museo de Ciencia y Tecnología
  • Curso de Astronomía (ASTRORED): http://astrored.org
  • Unidad Didáctica. El Cielo Nocturno. Hemisferio Norte Verano. IAC.
  • Unidad Didáctica. El Cielo Nocturno. Hemisferio Norte Verano. IAC.
  • Constellations of words: http://www.constellationsofwords.com
  • Star Names: Their Lore and Meaning (Dover Books on Astronomy) by Richard H. Allen