GEMINIS

GEMINIS: LOS GEMELOS

Cuenta José Luis Comillas en su estupenda obra de referencia “Guía del Firmamento” que la nomenclatura utilizada para designar a esta constelación zodiacal no es la correcta, ya que se ha latinizado erróneamente el nombre de Géminis, colocándolo en plural en detrimento de su nombre latino, que sería Gemini. Nosotros, como profanos en la materia que somos, denominaremos a la constelación “Géminis” o “Los Gemelos”, tal y como ha sido denominada en la serie de Masami Kurumada, “los caballeros del Zodíaco” En este artículo haremos un recorrido por la constelación, repasando sus estrellas más importantes así como los objetos celestes dignos de mención.

LA REGIÓN DE LOS GEMELOS

La constelación de Géminis es la más septentrional de las doce que componen la eclíptica, aunque los astrólogos defiendan que es Cáncer quién ostenta ese honor. El motivo por el que ahora sean los Gemelos y no el Cangrejo es a causa de la precesión de los equinoccios, aunque a nosotros, en nuestro recorrido por la extensión de la constelación (514 grados cuadrados) no nos importará en absoluto. Lo que encontraremos más llamativo de esta agrupación de estrellas serán su alfa y su beta, Cástor y Pollux, (en griego, Polideuces) respectivamente. La constelación tiene 16 puntos de magnitudes que varían desde el 1,1 hasta el 10,5, que son las que conforman el dibujo de los dos gemelos unidos por un abrazo, exhibiendo cada uno el arma que mitológicamente portaban en combate (arco y porra). En esa determinada región espacial se encuentra una de las mayores concentraciones de estrellas dobles del firmamento, a la vez que cúmulos globulares, estrellas variables y restos de novas y supernovas. En este artículo conoceremos en profundidad varias de ellas, que se irán publicando a medida que se recopile la información.