Elcid de Capricornio

NOMBRE Elcid
ALIAS Elcid
ORDEN Caballeros de Atenea
RANGO Caballero dorado
ARMADURA Armadura dorada de Capricornio
SIGNO Capricornio

Con la misma determinación que una cabra que se encamina hacia la cima de una montaña, Elcid de Capricornio entrenaba sin descanso para perfeccionar su técnica, la que tenía pensado llamar “Excalibur”, la famosa espada que Atenea concedía a sus generales más justos. Sin embargo, jamás llegó a darle ese nombre a su ataque definitivo, puesto que sabía que aún le quedaba un largo camino por recorrer para considerarla digna de tal título. Elcid se veía a sí mismo como la espada que, golpe tras golpe, se templa hasta alcanzar el filo perfecto. la espada que busca la justicia a través de la batalla, forjándose en cada pelea, con riesgo de mellarse o de romperse. El valor, constancia y sangre fría que exhibe el caballero de capricornio durante toda la serie lo convierten en el más disciplinado de toda la orden, ya que no duda al atacar sea cual sea su enemigo ni las consecuencias que acarree ese ataque. Una muestra de su sangre fría y de su coraje está en el combate contra Icelus, uno de los guerreros al servicio de Hypnos, donde Elcid pierde su brazo derecho pero no abandona el combate. Su única preocupación es la de rescatar a Sísifo de Sagitario, cautivo en los dominios del dios de los Sueños. Si analizamos el lado humano de Capricornio, podemos ver que no hay grandes diferencias con su lado guerrero. A la hora de relacionarse, Elcid deja a un lado las palabras y las cimenta con acciones, de forma firme, severa, seria y calma. Esta forma de actuar hace que los hombres bajo su mando lo admiren profundamente, y se esfuercen para estar a su altura. Además, otro rasgo que se lleva la admiración de su tropa es la protección que les brinda el dorado, ya que suele ir solo a las misiones de alto riesgo, como se muestra en las OVAS. La contraposición a la severidad en el trato de Elcid la muestra Sísifo, quién le recrimina su falta de piedad ante los fallos de sus subordinados interponiéndose entre un desertor y Elcid, a punto de ajusticiarlo. Pero eso no impide que Elcid no sea capaz de demostrar preocupación y dolor, aunque lo hace de una forma discreta, guardando silencio y tratando de vengar a los compañeros caídos. Toda esta dedicación y entrega hacia quienes le rodean, a pesar de su gesto grave y parquedad en las palabras, lo convierte en un compañero irreemplazable.

Datos PERSONALES

NACIONALIDAD Desconocida
TIPO de SANGRE O
ESTATURA Desconocida m.
PESO Desconocido Kgs.
CABELLO Negro (manga)
Azul oscuro (OVAS)
OJOS Violeta (manga)
Violeta (OVAS)
ATUENDO

Chaqueta negra ajustada a la cintura y amplia en cadera, pañuelo blanco, pantalones negros ceñidos, botas negras de cuero por debajo de la rodilla. No se le ha visto con ropa de entrenamiento.

RASGOS CARACTERÍSTICOS

Ninguno reseñable

Elcid de Capricornio tiene como diseño base el de Shura, el caballero dorado del siglo XX. A diferencia del original, Elcid presenta un cuerpo con mayor masa muscular y sus rasgos faciales están más marcados, acentuando así la personalidad seria del caballero, al que no se le ve sonreír en ningún momento. En el caso de la armadura, básicamente es una versión mejorada de la armadura de Kurumada, con una tiara mucho más elaborada (ya que el casco vikingo fue un diseño de Araki para la serie original). Las diferencias entre ambas armaduras surgen por el personal estilo de dibujo de Shiori Teshirogi. Un aporte importante de las OVAs respecto del manga es el aspecto de Elcid con ropa de civil. El atuendo, con clara influencia de la corte francesa de Luis XIV, parece ser la vestimenta habitual tanto de Elcid como de Sísifo a la hora de partir de misión.

Técnicas y Habilidades ESPECIALES

LUGAR de
ENTRENAMIENTO
Desconocido
MAESTRO Desconocido
HABILIDADES Telepatía
Psicoquinesis
TÉCNICA(S)
PRINCIPAL(ES)
Excalibur (エクスカリバー)
TÉCNICA(S)
SECUNDARIA(S)
Jumping stone (ジャンピングストーン)
TÉCNICA(S)
COLECTIVA(S)

Las habilidades que se reflejan en el cuadro son similares a las que posee Shura, el caballero dorado de la serie original. Al tener el mismo aspecto físico y compartir técnicas y poderes, hemos extrapolado sus características para adaptarlas a las de Elcid de Capricornio. Además, hemos añadido las de telepatía y psicoquinesis por una razón lógica: su rango es de caballero dorado, y se ha visto que la gran mayoría de ellos poseen este tipo de habilidad. Además, de no poseer poderes telepáticos, no habría podido encontrar el rastro de su compañero Sísifo en Morphia.

Estilo de Pelea

Teshirogi toma la base de Kurumada para hacer combatir a Elcid de la misma manera que Shura, en una técnica combinada de brazos y piernas donde el arma fundamental es el propio cuerpo del caballero de Capricornio, que se asemeja a una espada afilada capaz de cortar todo lo que se le ponga por delante. Sin embargo, la forma de golpear de Elcid no es pugilística, sino que imita el estilo oriental; la postura de su brazo y mano se asemeja a una espada afilada. Esta es su técnica más poderosa, y puede alcanzar niveles tan extremos como para abrir brechas en el continuo espacial, que le permite atravesarlas para alcanzar así otras dimensiones. Esta técnica también se extiende a sus piernas, que puede utilizarlas de idéntica manera que sus brazos.

Técnicas

Excalibur (エクスカリバー)

La técnica definitiva de la Casa de Capricornio. Consiste en un ataque a la velocidad de la luz donde el brazo se convierte en una espada sagrada, que es capaz de cortar todo lo que está a su alcance, incluso el propio espacio interdimensional. La técnica puede recrearse incluso con el brazo amputado. El alcance de esta técnica llega hasta los límites de la psique del caballero dorado, que la utiliza como defensa mental ante ataques enemigos, incapacitándolos para encontrar sus miedos o sus deseos y volverlos contra él.

Jumping stone (ジャンピングストーン)

Se trata de una técnica que se ejecuta en dos tiempos: Primeramente, Elcid lanza su ataque de brazo realizando una serie de cortes en forma de red tras el enemigo, que tiene como finalidad debilitar el contínuo espacial. En el segundo tiempo, Elcid se impulsa de tal manera que todo su cuerpo adopta la forma de una espada, y patea así al adversario, con la clara intención de extraerlo del campo dimensional en el que está anclado y expulsándolo a otro lugar que sea más favorable para el caballero de Capricornio.

RELACIONES

El mentor

Sísifo de Sagitario ha constituido una fuente de inspiración y superación para Elcid de Capricornio desde su llegada a Atenas. No sólo lo ha acompañado en sus viajes por Europa buscando a los dioses gemelos; Sísifo ha sido su sempai en muchas de las facetas de su vida como caballero y como hombre, un ejemplo y un modelo a seguir. Y Elcid trata de mostrar a Sísifo todo lo que ha aprendido tanto en sus entrenamientos personales, como en los entrenamientos de sus discípulos, enseñándole sus logros y los de sus hombres de confianza. En esta cuestión se muestra inflexible ante los errores de los caballeros que están bajo su mando, y es Sísifo, a la postre el comandante de la tropa, el que muestra mayor humanidad y compasión ante la determinación del guerrero de Capricornio.

El compañero

Tenma de Pegaso es el apoyo que recibe Elcid en su búsqueda del alma de Sísifo de Sagitario. La ayuda del joven caballero es un estorbo a los ojos de Elcid hasta que el guerrero de Pegaso demuestra que posee tenacidad y fuerza suficiente para aguantar el ritmo del caballero dorado. Es entonces cuando Elcid lo ve como un compañero y aúna esfuerzos con Tenma para conseguir su propósito, que es el de rescatar a Sísifo de la cárcel espiritual donde está encerrado. Al final, devuelve esa tenacidad en forma de protección al muchacho, ya que lo salva de una muerte segura al interponerse en un ataque del que Tenma hubiera quedado muy mal parado.

Los discípulos

Elcid es un hombre al que sigue su tropa por su entrega, disciplina y capacidad de superación, hasta tal punto que son capaces de sacrificarse por él. Toman los logros del caballero de Capricornio como suyos propios, y acuden en su ayuda sin que Elcid los haya llamado. Más que subordinados, son sus compañeros de rangos inferiores, con los que demuestra inflexibilidad en sus errores (como es la deserción, ya que saben que el castigo es la muerte) como misericordia (al tener a uno de ellos herido entre sus brazos).